Bienvenido a MN Latino Vote! Un proyecto de COPAL.

Campaña de Votación de MN Latino Vote

Minnesota Voto Latino es una campaña estatal liderada por Latinxs dedicada a involucrar a miembros de la comunidad en el proceso electoral conectando temas, candidatos y plataformas. Nuestro objetivo es construir una comunidad política e informada que elija candidatos para cargos públicos que representen sus aspiraciones y visión para una Minnesota inclusiva.

Información Para el Votante

Para votar en Minnesota, usted debe:

  • Ser ciudadano estadounidense
  • Tener al menos 18 años de edad el día de las elecciones
  • Haber residido en Minnesota durante 20 días como mínimo
  • Si se lo condenó por un delito grave, podrá votar después de haber cumplido con todas las partes de su condena, entre ellas, libertad condicional, libertad bajo palabra y otras condiciones como una restitución.

Usted podrá votar mientras se encuentre bajo tutela, salvo que un juez le haya revocado el derecho a votar.

*No puedes votar si un tribunal ha dictaminado que eres legalmente incompetente.

(Fuente)

Haga clic aquí para usar el buscador de lugares de votación de MN para encontrar información importante sobre la votación de su lugar de residencia.

Para poder votar, debes estar registrado.

Usted puede:

*Necesita volver a registrarse para votar si:

  • Se mudó a una nueva dirección desde la última vez que se registró. *
  • Cambiaste tu nombre desde la última vez que se registró.
  • No ha votado al menos una vez en los últimos 4 años.

*Al mudarse, completar un cambio de dirección con el Servicio Postal de EE. UU. puede actualizar su registro existente. Al obtener una licencia de conducir nueva o actualizada o una tarjeta de identificación del estado, incluso cambiar su dirección en estas formas de identificación, también hay una opción para actualizar su registro. Siempre es una buena idea verificar dos veces el estado de su registro para asegurarse de que se haya actualizado después de una mudanza.

Hechos clave

La población latina de Minnesota es una de las comunidades de más rápido crecimiento. En Minnesota, la población latina ha aumentado de 54,000 en 1990 a 271,000 en 2013. Hoy, uno de cada veinte residentes de Minnesota se identifica como latinxs. Desde 2016, aproximadamente 96,000 latinxs son votantes elegibles.

1990 LATINOS                2013 LATINOS              2016 LATINO VOTERS

54,000       271,000       96,000

Temas prioritarios

Lxs latinxs se han convertido en una parte significativamente creciente de la población adulta de los EE. UU. que no tienen seguro de salud a pesar de los aumentos en la cobertura después de la aprobación de la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act). La proporción de latinos sin cobertura ha aumentado del 29 por ciento en 2013 al 40 por ciento en 2016. Por el contrario, la proporción de población blanca sin cobertura ha disminuido del 50 por ciento en 2013 al 41 por ciento en 2016. Este tipo de disparidades tiene un impacto negativo en el vidas de nuestras familias.

Además, lxs latinxs que viven en los EE. UU. enfrentan desafíos específicos para navegar por el sistema de médico y buscar atención médica. El estatus migratorio, las barreras del idioma, la falta de información y la inelegibilidad se encuentran entre los principales. La elegibilidad para la cobertura de salud bajo la Ley de Cuidado de Salud Asequible está actualmente fuera del alcance de los inmigrantes indocumentados y recipientes de DACA. Eso coloca a millones de jóvenes inmigrantes, muchxs latinxs, en una posición precaria donde la única forma de obtener cobertura es mediante empleo o familiares elegibles. Otro obstáculo notable en la búsqueda de cobertura de salud es el temor entre los latinos de que aquellos que son elegibles para cobertura puedan poner en peligro a otros en su familia que no están documentados. Esta preocupación persiste a pesar de que el presidente Obama y otros han prometido que no se utilizará información sobre una aplicación de cobertura de salud para fines de deportación.

Necesitamos un sistema de salud que incluya a todos, independientemente de su estado migratorio.

Lxs latinxs indocumentadxs dejaron de ser elegibles para obtener licencias de conducir emitidas por el estado de Minnesota después de que una orden ejecutiva en 2003 estableció la prueba de ciudadanía o condición legal como requisito para obtener este documento. Se han hecho varios intentos para restaurar el acceso a las licencias de conducir para conductores indocumentados y hacer que nuestras calles sean más seguras (asegurando que todos los conductores tengan licencia y estén asegurados). Nuestra coalición de aliados ha liderado esta lucha desde hace varios años y se han acercado mucho para restaurar este acceso. Desde el punto de vista de la seguridad pública, existen numerosos beneficios al restablecer el derecho de obtener una licencia de conducir para la población indocumentada.

  • Miles de conductores más poderian tomar todas las pruebas asociadas con la obtención de una licencia de conducir.
  • Miles de conductores más tendrían acceso a seguros de automóviles asequibles.
  • Conductores con licencia nueva tendrían menos razones para temer la interacción con la policía, aumentando la vigilancia comunitaria y disminuyendo la cantidad de accidentes y atropellos.

Actualmente, hay 11 estados que tienen acceso a una licencia de conducir o tarjeta de conducir válida además de Washington D.C. y Puerto Rico. Estamos trabajando duro para agregar Minnesota a esa lista.

Más de 300,000 centroamericanos y haitianos en los EE. UU. han vivido con TPS durante 17 años. Estos ciudadanos han trabajado legalmente, pagado impuestos y contribuido a la economía del país. Con la reciente decisión de la administración Trump de revocar el TPS, los afectados se verán obligados a vivir como personas "indocumentadas". Existe una necesidad urgente de movilizar a las comunidades salvadoreña, haitiana, hondureña y liberiana de Minnesota y sus aliados para luchar contra la decisión de revocar el TPS. Será necesaria una acción del Congreso para desentrañar las políticas de la administración Trump, y las elecciones de noviembre se acercan, por eso debemos actuar rápidamente.

Los salvadoreños representan de lejos la más grande de las 13 nacionalidades con estatus TPS con 204,000 salvadoreños en los Estados Unidos seguidos por Honduras (61,000) y Haiti (50,000). Minnesota es el hogar de aproximadamente 25,000 a 30,000 miembros de la comunidad salvadoreña. También es importante tener en cuenta que Minnesota tiene la comunidad más grande de Liberia en los EE. UU. y hay 4.000 Liberianos con TPS.

Si tiene más preguntas, póngase en contacto con Francisco Segovia en franciscos@copalmn.org

La brecha en el rendimiento académico entre los estudiantes blancos y latinxs es mayor en Minnesota que en cualquier otro estado. Esto significa una diferencia de 33 puntos porcentuales en las tasas de graduación de la escuela secundaria. En comparación con los blancos, solo la mitad de los estudiantes latinxs se gradúan en cuatro años (U.S Department of Education). La comunidad latina necesita líderes comprometidos con la mejora de las tasas de graduación de la escuela secundaria, la reducción de las tasas de abandono escolar y la expansión de la inscripción a la universidad para jóvenes (HACER-CLAC, 2012).

Lxs latinxs estarán bien preparados para apoyar el éxito futuro del estado en una economía globalizada si se aprovecha del conocimiento intercultural y de las habilidades lingüísticas que históricamente han sido subutilizadas en nuestra comunidad. La evidencia indica que los trabajos que requieren una educación secundaria o un nivel educativo más alto son cada vez más importantes para el crecimiento económico (Gonzales, Wasted Talent and Broken Dreams: The Lost Potential of Undocumented Students, 2007). Minnesota es el segundo estado más necesitado de una fuerza de trabajo bien educada en comparación con el resto del país: en 2018, 70% de los empleos en Minnesota requerirá una educación postsecundaria (Governor’s Workforce Development Council, 2011)

La Alianza para una Educación Excelente (Alliance for Excellent Education) estima que millones de dólares se agregarían a la economía cada año a través del salario, gastos y de inversiones si aumentara la tasa de graduación de estudiantes Latinxs. La deserción escolar tiene un alto costo.

Con 61% de los votantes latinos citando la reforma migratoria y la deportación como temas prioritarios (Pew Research Hispanic Trends Project, 2013), la inmigración es definitivamente un tema crítico cada ciclo electoral.

En 2014, los inmigrantes comprendieron al menos 20% de la fuerza de trabajo estadounidense, mientras que solo representaban menos del 15% de la población, según el reporte "Obtenga los hechos: cinco formas en que los inmigrantes manejan la economía estadounidense" de la Sociedad Americana/Consejo de las Américas y la Alianza (AS / CAPNAE) para una Nueva Economía Americana. En Minnesota, los inmigrantes representan más de 16.5% de su fuerza laboral manufacturera, una industria que representa 15% del PIB estatal y contribuye $ 37B a la economía del estado.

Todavía hay más de 11 millones de inmigrantes indocumentados viviendo en las sombras y sujetos a abuso. Es por eso que necesitamos reformar nuestro sistema de inmigración roto y mantener a nuestras familias unidas. La reforma integral de inmigración agregaría $1.5 trillones de dólares a la economía de EE. UU. dentro de diez años y aumentaría los salarios tanto de los trabajadores inmigrantes como de los nacidos en los EE. UU.

We will continue to work towards immigration reform to ensure that everyone, regardless of immigration status, has an equal opportunity to reach their dream.