Muertes de migrantes en Texas

COPAL Comunidades Organizando el poder y la accion latina

El 27 de junio, más de 50 migrantes fueron encontrados muertos en un camión con remolque en una carretera remota en San Antonio, TX. Parecía que no había aire acondicionado en funcionamiento ni agua en el camión a pesar de las temperaturas superiores a los 100 grados. 16 sobrevivientes, incluidos cuatro niños, han sido hospitalizados por golpe de calor y agotamiento por calor.

COPAL lamenta la pérdida de estos migrantes y condena la complicidad de nuestro gobierno en esta tragedia. Al implementar un conjunto de políticas conocidas como Prevención a través de la disuasión, que incluye políticas como el Título 42 y los Protocolos de Protección de Migrantes (también conocida como la Política de “Permanecer en México”), EE. UU. ha contribuido a la violencia y la muerte de muchos migrantes que han se han visto obligados o han tomado la difícil decisión de migrar en busca de una vida mejor.

“Esta noticia fue devastadora. Pienso en mi familia y amigos que han arriesgado sus vidas con la esperanza de un futuro mejor. Desafortunadamente, este evento es demasiado familiar para nuestra comunidad Latinx e inmigrantes en todo el mundo. Muchos migrantes deben tomar la difícil decisión de huir debido a la violencia y la pobreza. Necesitamos un sistema más humano que detenga las formas innecesarias y peligrosas para que los migrantes busquen seguridad. Necesitamos tener un sistema que salve y proteja vidas”, dijo Carolina Ortiz, Directora Ejecutiva Asociada de COPAL.

Esta tragedia llega después de la decisión de la Corte Suprema Egbert v. Boule. En este caso, Robert Boule, propietario de un Bed and Breakfast en la frontera entre EE. UU. y Canadá, demandó al agente de la Patrulla Fronteriza Erik Egbert por violar sus derechos de la Primera y la Cuarta Enmienda y Egbert tomó represalias. La Corte Suprema dictaminó que Boule no tenía derecho a reclamar daños y perjuicios a Egbert por violar los derechos constitucionales de Boule y tomar represalias después de que Boule presentara una demanda. El resultado de este fallo limita aún más la capacidad de las personas para responsabilizar a los agentes de Aduanas y Patrulla Fronteriza de los EE. UU. por violar los derechos constitucionales de las personas. Decisiones como esta hacen que sea mucho más difícil para los migrantes trabajar dentro del actual sistema de inmigración de los EE. UU., lo que hace que muchos migrantes recurran a otros medios menos seguros.

COPAL cree que una reforma migratoria nacional es necesaria para garantizar la seguridad, el bienestar y la prosperidad de la comunidad migrante. Debemos tratar de comprender las causas profundas de la migración, que incluyen una historia de intervencionismo y neoliberalismo de EE. UU. en América Latina, el cambio climático y la destrucción del medio ambiente, entre otras razones, y debemos trabajar para crear un camino hacia la ciudadanía para todos los inmigrantes para que puedan pueden vivir vidas seguras y dignas. Cuando disuadimos la migración, muchos migrantes pierden la vida al tomar rutas más
peligrosas.